carta dirigida a la ministra de igualdad


Att. Dª Irene María Montero Gil, Ministra de Igualdad.




Estimada Ministra de Igualdad,


En primer lugar, nos gustaría presentarnos. Somos un conjunto de personas soñadoras por un futuro más igualitario, una sociedad en la que no se discrimine a nadie por sus diversidades funcionales o afectivo-cognitivas, LGTBIQA+, género u otras no contempladas en estas categorías. Luchamos por una sociedad en la que no exista ninguna discriminación en especial para personas con discapacidad del colectivo LGTBIQA+.

Por ello combatimos e intentamos, con nuestra pasión y sueños, cambiar la sociedad siempre desde la distancia de cualquier ideología o color político. Además contamos con un grupo multiprofesional y numerosos voluntaries que son pertenecientes a una diversidad castigada por la sociedad o con ganas de luchar por una sociedad más justa y equitativa. Este grupo está altamente cualificado, lo que nos da una solidez bastante fuerte para poder asesorar desde vivencias propias y profesionales casi para cualquier diversidad en exclusión social.

El motivo de nuestra carta no es otro que, como asociación a favor de la diversidad, nos sentimos en el deber de denunciar una práctica de la cual usted debe tener también conocimiento, que se ha implantado en algunos centros educativos de nuestro territorio español. Esta práctica se le conoce como veto parental o “pin parental”. Nos preocupa enormemente esta praxis en una sociedad del siglo XXI, donde hay una cantidad de discriminaciones inadmisibles por destruir.

Como delegada del ejecutivo del gobierno y representante del Ministerio de Igualdad, le rogamos encarecidamente que ponga en marcha todas las herramientas del ministerio para evitar estas prácticas inmediatamente, ya que son gravemente dañinas para una sociedad de inclusión y libertad, que entendemos que todas las personas queremos.

Como ministra, también le apoyamos y agradecemos su compromiso de luchar contra otras prácticas intolerables como las terapias de heterosexualidad, entre otras muchas, que van en contra de la defensa por una sociedad diversa, que entendemos que quiere conseguir.

Aprovechando este escrito, le recomendamos e invitamos a que por favor en sus comentarios de redes sociales u otro medio, evite emplear términos como “l@s, Tod@s”, dado que estas expresiones, aunque son inclusivas, no pueden ser leídas por los sistemas de reconocimiento de texto que usan las personas con discapacidad visual, privándolas del acceso a ese contenido. Le sugerimos, como alternativa, usar formulas como “todes”, “les” o intentar evitar comunicar con conjunciones de género, usando por ejemplo frases como “gracias a todas las personas que habéis venido”.

En adicción a nuestro escrito le reafirmamos nuestro compromiso incondicional de asesoramiento-opinión siempre y cuando lo necesite, estando plenamente a su servicio, ya que somos una entidad que luchamos contra la discriminación de personas LGTBIQA+ con discapacidad, personas totalmente abandonadas hasta hace bien poco en la lucha LGTBI.

Por último, nos gustaría invitarle a conocernos cuando usted quiera, prometiéndole un encuentro muy enriquecedor y provechoso donde podamos aliar fuerzas para luchar contra la discriminación.

Agradeciéndole todo su apoyo y tiempo,

Le saluda atentamente,

D. Juan Carlos Durán Canal.

Presidente Asociación Divertetris